Ya son miles!
Ingresá tu mail abajo y recibí en tu Inbox
todo lo que necesitás para tener un negocio online exitoso.

7 consejos para hacer un newsletter exitoso

Por cerebrosDigitales

Me gusta la ropa; sobre todo me gusta ESTE sitio de ropa por lo que opté por subscribirme al newsletter de la empresa <3
De repente me caen 2-3 mails al día para comprar, comprar, comprar…
Ahora cuando veo el nombre de esta empresa en el remitente sólo quiero gritar y arrancar el mail de mi Inbox.
 
Te sentís identificado? No estás solo.
 
Distinto sería si me enviaran contenidos educativos (tal vez sobre la última moda en ropa o como combinar ciertos estilos), de esa manera quizás estaría más inclinado a comprar (o por lo menos a abrir sus mails)

A pesar de que los newsletters son uno de los mails más comunes de enviar, también son de los más difíciles de hacer.
Difícil porque incluye una mezcla de diferentes tipos de contenidos sobre diferentes partes de tu negocio, incluyendo recordatorios de eventos, encuestas, información educativa acerca sobre tu producto, servicio o industria, y promociones.
 
Pero si se hacen bien podrían generar una muy buena base de suscriptores, realmente comprometida con tu marca, y posiblemente convertirlos en compradores.
 
A continuación se presentan 7 mejores prácticas que deberías considerar hacer para tener un newsletter exitoso:
 
1. Saber por qué enviás este newsletter.
Uno de los mayores problemas que encontramos es que son a menudo desordenados. Las noticias de productos junto con los eventos, las entradas del blog pegadas al lado de fotos al azar, todo mezclado como si fuera un guiso.
Es importante que mantengas el newsletter sobre un tema en particular, en vez de que sea dedicado a toda tu empresa, rejuntando todas las noticias, que sea dedicado a un producto o servicio nuevo, evento o acontecimiento importante.
 
2. El balance del contenido debe ser 80% educativo y 20% promoción.
Siempre ponete en el lugar de tu usuario. Te gusta escuchar de los productos de las empresas el 100% de las veces? Leés esos mails realmente? Lo mismo pasa con tus potenciales clientes.
En tus correos, deshacete de la auto promoción y centrate en el envío de información educativa de calidad.
 
Por ejemplo, estás por lanzar una nueva línea de ropa de invierno. Tenés dos alternativas:
1. Enviar crudamente el producto: “HOLA; ESTA ES NUESTRA NUEVA LINEA DE INVIERNO. COMPRALA. ABRAZO”
2. Enviar contenido educativo acerca de la última moda en Londres (o dónde sea) y luego presentar fotos de tu colección de invierno que casualmente se asemeja a la última moda en Londres.
 
Cuál de las dos alternativas te parece que va a ocasionar que tus lectores realmente lean tu mail? Cuál de las dos alternativas te parece que va a generar una intención de compra? 
En el primer caso les estás diciendo “Comprame porque soy lo mejor del mundo” mientras que en el segundo les estás mostrando qué es lo que se usa y que vos podés ofrecerles justamente eso.
 
3. Sé claro con lo que van a recibir al subscribirse.
En la página de subscripción del sitio asegurate de mencionar específicamente qué habrá en los newsletter que vas a enviar y cada cuánto van a recibirlos.
Como suscriptor, ¿no sería genial? Te vas con los ojos abiertos, sabiendo exactamente qué te van a enviar, y la frecuencia con la que van a mandarlos.
Como vendedor, tener esta información por adelantado te va a ayudar a disminuir tus cancelaciones de suscripción y también las marcaciones de tus correos como spam.
 
4. Sé creativo con el asunto de tus mails.
Sí, tus subscriptores optaron por recibir tus newsletters, pero no hay garantía de que vayan a abrirlos.
Mucha gente de marketing intenta aumentar la familiaridad con sus subscriptos manteniendo el mismo asunto de mail todos los días, semanas o meses en que los envían. Nuestro consejo es que no hagas esto, se pierde el interés rápidamente.
Un mejor enfoque sería tratar de tener una creativa, atractiva línea de asunto diferente para cada newsletter que se envíe. De esa manera construís expectativa cada vez que llegás al buzón de tus subscriptores y renovás la comunicación.
Es como una relación de pareja, si hacés siempre lo mismo...
 
5 Mantené el diseño minimalista y el texto conciso.
Si bien la idea es que envíes contenido educativo de calidad, si tenés un blog por ejemplo, no querés que tus subscriptores estén leyendo todo el día el mail. Vas a querer enviarlos lo más rápido posible a tu sitio para consumir el total del contenido.
Un texto conciso les da una idea de lo que van a encontrar, lo suficiente para que ellos quieran hacer click y saber más.
Si tenés un producto funciona de la misma manera. Siguiendo el ejemplo de la última moda en Londres, podés tener un texto concreto con fotos y luego redirigirlos a tu sitio a que vean tus productos y realicen la compra. 
El diseño minimalista ayuda a aliviar la sensación visual de desorden, sobre todo en teléfonos móviles. Cuando está todo abarrotado suele generar un cansancio en el lector y evita que se mantengan enfocados en lo que les estás diciendo.

6 Asegurate de que las imágenes tengan un texto alternativo.
Este es un consejo técnico pero fundamental. La mayoría de las veces las personas no tienen las imágenes habilitadas (te debe pasar a vos en tu casilla, que Gmail por ejemplo, te dice “Habilitar imágenes?”) por lo que tenés que asegurarte que cada imagen tenga su texto alternativo.
Sobre todo si las fotos son links, ahí más que nunca querés que la gente pueda seguir clickeando incluso si la imagen no se carga.
Cualquier administrador de newsletters (por ejemplo MailChimp) tiene la opción de poner un texto alternativo cuando cargás una imagen.
 
7 Que sea fácil para la gente dar de baja la subscripción.
Esto parece un poco contra-intuitivo, pero es clave si querés mantener una lista de suscriptores activos y comprometidos.
Enviar 10.000 mails y que el 90% de esa lista no quiera recibirlos pareciera ser un desperdicio.
Presentando un proceso claro para que puedan dar de baja la subscripción te va a dar una idea más clara de cuánta gente real, interesada en vos, hay en la lista.
Como beneficio técnico también vas a disminuir la cantidad de veces que tus mails sean catalogados como spam.
 
Tratá de utilizar estas mejores prácticas como un punto de partida y luego experimentá hasta encontrar el punto justo que funcione para tu empresa.
Como mencionamos arriba, una excelente herramienta gratuita para las suscripciones y newsletters es MailChimp.
Si tenés alguna duda en cómo incluir esta herramienta en tu sitio, no dudes en contactarnos.


Ya son miles!
Recibí en tu mail todo lo que necesitás para tener un negocio exitoso.




Conocés a alguien a quien pueda servirle ésta nota? Compartila!