Ya son miles!
Ingresá tu mail abajo y recibí en tu Inbox
todo lo que necesitás para tener un negocio online exitoso.

Ranking de los 10 errores más escalofriantes en Diseño Web

Por cerebrosDigitales

10. No ser responsive. Con el cambio que puso live Google este 21 de Abril todos los sitios deben ser responsives. La navegación vía celular es cada vez mayor como así también las compras. Tener un sitio el cual se vea la letra chica o se vaya de pantalla en un dispositivo móvil es una de las peores cosas que podés hacer. No sólo vas a perder ranking en los resultados de búsqueda de Google sino que vas a perder todos los usuarios que entren vía celular. 
Si bien esto es un error en Diseño Web rankea décimo porque es relativamente nuevo.
 
9. Apertura de nuevas ventanas. Hace mucho tiempo, en una galaxia muy muy lejana el uso de múltiples ventanas para mostrar el contenido de un sitio era cool (algo nuevo en diseño web).
Ahora sólo molesta. Gasta recursos del sistema reduciendo la velocidad de la PC y por lo general complica la experiencia del visitante.
Desde la navegación por pestañas, los usuarios que quieren abrir algún link en una página nueva lo hacen por su cuenta. No los asustes.
 
8. Navegación pobre. Internet promete velocidad. Si los usuarios no pueden averiguar dónde ir después y cómo llegar de manera rápida es probable que se vayan a otro sitio.
Es frustrante estar obligado a volver dos o tres páginas para llegar a otras áreas del sitio. También una pérdida de tiempo.
Debe haber una barra de navegación en todas las páginas que guíe a los visitantes. Esta barra conviene ponerla arriba o al costado para que siempre esté visible sin importar la resolución de la pantalla en donde se vea el sitio.
 
7. Las páginas huérfanas. Triste. Se les llama así a las páginas de las cuales no podés salir. Que no tienen ningún link a ningún lado (o el link está roto, Dios no lo permita)
Cada página en tu sitio necesita un vínculo fácil de encontrar que vuelva al home. Ninguna página puede ser un callejón sin salida. Esto también se resolvería con la barra de navegación mencionada en el punto anterior.
 
6. Links rotos. Basta para mí. La pesadilla de cualquiera. Nada más frustrante que hacer click en algo que nos interesa como usuarios y que no funcione.
Revisá tu sitio siempre que hagas alguna actualización o modificación para asegurarte de que todos tus links funcionan correctamente.
 
5. Carga lenta. Zzzz… Es una invitación a que el usuario se vaya. “Hola querido, usuario, puedes retirarte? Estoy cargando mi maldito sitio y no tengo tiempo para tí.”
Pero cuánto es “lento”? Un estudio realizado por Akamai Technologies, demostró que un comprador promedio sólo espera 4 segundos a que la página cargue antes de irse.
Si tu sitio está cargando significativamente más lento que esos 4 segundos que haga dieta. Quizás tengas que bajar el peso de las imágenes o los complementos y recursos que use el sitio.
 
4. Información desactualizada. Bienvenidos a Pueblo Fantasma. Esa es la sensación.
Mayo de 2015, entramos a un sitio a buscar algo y la última noticia es de Noviembre de 2013. Ha pasado algo terrible y tenebroso aquí, retirémonos.
Asegurate de mantener tu sitio al día porque la información desactualizada hace que todo el sitio pierda credibilidad.
 
3. Demasiadas tipografías y colores. Quémenlo. No, en serio, quémenlo.
Las páginas deben presentar un aspecto unificado y coherente para facilitar su consumo y navegación. Pero los malos diseñadores web, extasiados con tanta variedad de fuentes y colores, al no poder elegir, les explota el cerebro y deciden poner todo junto. Como si fuera una salsa. Un guiso. Una explosión artística.
No. Usá dos o tres fuentes por página, máximo. La idea es mostrar solidez y cordura para que en definitiva los usuarios se sientan tranquilos y confíen en quien le están comprando.

2. Ausencia de una sección de contacto. Esta da miedo de verdad. No hay nadie a quien contactar, qué demonio acecha entre las sombras de este sitio web?
Si estás vendiendo un producto o servicio es necesario que tus múltiples potenciales clientes tengan alguna forma de contactar con vos.
Una sección de contacto le da legitimidad a una página web, hay un “alguien” del otro lado y deja de ser un sitio fantasma.
Comprarías algo en una página que no tenga una sección de contacto? Tampoco tus visitantes.
 
1. Deshabilitar el botón Atrás. Hace años, gente horrible encontró la manera de romper el botón Atrás del browser para que cuando el usuario lo presionara, alguna de estas cosas indeseables pasara: El usuario era redirigido a un lugar que no quería, el browser se quedaba en la página actual porque el botón había sido desactivado, o un pop up aparecía y tomaba la pantalla por asalto.
Esta si es una manera espectacular de asustar a tus visitantes para que nunca más vuelvan a tu sitio.

 


Ya son miles!
Recibí en tu mail todo lo que necesitás para tener un negocio exitoso.




Conocés a alguien a quien pueda servirle ésta nota? Compartila!